El ronquido y la nariz

· · · · | Nariz · Ronquido

Los problemas nasales tiene alguna relación con el ronquido? La respuesta es que sí. Esto algo que sorprende a muchas personas que consultan por problemas de ronquido cuando les preguntas por patología nasal y les exploras la nariz. El ronquido y el síndrome de apneas del sueño afectan a muchas personas y las causas suelen ser múltiples.

Cuando dormimos  la musculatura de la faringe se relaja y esto provoca una tendencia al colapso parcial o total y transitorio de las vías respiratorias altas. Cuando la nariz presenta cualquier problema que provoque una dificultad a la entrada del aire la respiración se realizará a través de la boca y esto, por una serie de motivos físicos y anatómicos, aumentará la tendencia al colapso de las paredes de la faringe, aumentando el ronquido y el riesgo de apneas.

Sabemos por varios estudios clínicos que la mejora en la respiración nasal mejora el ronquido, la calidad del sueño y la somnolencia diurna. No hay mucha evidencia de que mejore los parámetros relacionados con las apneas pero sí parece que podría tener también un efecto beneficioso a la hora de reducirlas.

Es por estos motivos que en el mercado existen diferentes productos que se comercializan como tratamientos del ronquido y que están basados en la mejora de la ventilación nasal: dilatadores, tiras y demás artilugios nasales tienen todos el mismo objetivo. Son útiles? Son eficaces? Pues dependerá de cada paciente, del papel que juegue la nariz en su ronquido y de si hay otras causas añadidas.

En este sentido, dentro de la valoración otorrinolaringológica de un paciente roncador es imperativo valorar la funcionalidad nasal y descartar patología muy común como la hipertrofia de cornetes, la desviación del tabique nasal, el colapso valvular o la poliposis nasosinusal. En caso de encontrarse patología de este tipo debe procederse a su tratamiento. En algunos casos en los que no se encuentra una patología nasal evidente igualmente se puede hacer una prueba que consiste en usar  sprays nasales descongestivos durante la noche y ver qué efecto tienen sobre el ronquido y la calidad del sueño. Muchas veces nos encontramos gratas sorpresas!

 


Comments are closed.